¿Sabes cuáles eran los cuatro alimentos ofrecidos a los antiguos dioses egipcios en los templos? La Miel, agua, leche y vino. ¡Por algo será!

La miel es un magnífico alimento natural, producido por las abejas partiendo del néctar de las flores o secreciones de partes vivas de las plantas. Es uno de los edulcorantes más antiguos ya que está compuesta básicamente por azúcares (glucosa y fructosa). Pero es mucho más que una forma de endulzar nuestro paladar. Este producto, contiene ácidos orgánicos, minerales (Calcio, fósforo, potasio, hierro, magnesio,cobre, Zinc…) péptidos y aminoácidos, enzimas y otras sustancias como vitaminas B y C.

La miel tiene propiedades de las plantas de las que proceden. Además, posee propiedades cicatrizantes, antisépticas y antibacterianas gracias a la anilina, una sustancia que no permite el desarrollo de las bacterias.

Y ahora la pregunta del millón: ¿la miel cristalizada es pura? ¡Sí! Siempre que la cristalización sea homogénea en el bote.

La miel tiende a cristalizar con el paso del tiempo, este proceso es un indicador de garantía de producto natural. Su cristalización  se soluciona poniéndola al “baño maría”, y nuevamente lista para ser consumida con total comodidad.

Además, con todas estas propiedades y características, es un producto muy versátil: hay múltiples variedades, y, al ser expertos en la apicultura, en nuestra tienda disponemos de una amplia gama de mieles de todo tipo. De flores, de azahar, de romero o, incluso, de romero o tomillo. Pruébalas en sus múltiples versiones y podrás disfrutar de todos sus beneficios.

Pin It on Pinterest